Las inundaciones de 2022 en Pakistán han provocado un desastre sin precedentes que se atribuye al cambio climático.

Las autoridades del país revelan por primera vez que las pérdidas estimadas podrían ascender a 40.000 millones de dólares. La economía ya estaba en crisis y ahora el gobierno pide un alivio de la deuda e insta a una mayor ayuda de la comunidad mundial.

"La humanidad ha recibido un memorándum de la naturaleza y ese memorándum ha llegado a través de Pakistán. Hicimos una guerra contra la naturaleza al quemarnos con nuestra adicción a los combustibles fósiles y ahora la naturaleza nos hace la guerra a nosotros", declaró a Al Jazeera Sherry Rehman, ministra de Cambio Climático de Pakistán.

El gobierno quiere que las potencias mundiales incorporen compensaciones como parte de la financiación climática para los países más vulnerables del Sur Global.

"El calentamiento global continuará, nuestros glaciares seguirán derritiéndose. ¿Cuál es el camino a seguir? El camino a seguir es que los grandes contaminadores, los grandes emisores, tienen que resarcir al Sur Global. Y no me refiero a las reparaciones, sino a la restitución, que es la compensación en el mecanismo financiero de pérdidas y daños que debería incluirse en la agenda de financiación del clima", dijo Rehman.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.