El jefe de la ONU pide que se reduzca la tensión en Irak en medio de las protestas.

El Secretario General de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, pidió el domingo a las partes iraquíes que desescalen la situación y eviten la violencia en medio de la tensión por el nombramiento de un nuevo primer ministro, informó la Agencia Anadolu.

En un comunicado, su portavoz Farhan Haq dijo que el jefe de la ONU está "siguiendo con preocupación" las protestas en curso en Irak, que han dejado muchos heridos.

"La libertad de expresión y de reunión pacífica son derechos fundamentales que deben ser respetados en todo momento", dijo.

El portavoz instó a los partidos y actores iraquíes a "superar sus diferencias y formar, mediante un diálogo pacífico e inclusivo, un gobierno nacional eficaz."

La tensión se intensificó en Irak en los últimos días tras el nombramiento de Mohammed Shia al-Sudani como nuevo primer ministro por una coalición de grupos cercanos a Irán, en medio de las protestas de los partidarios del influyente clérigo chiíta Muqtada al-Sadr.

Irak lleva nueve meses en un punto muerto político tras las elecciones generales celebradas en octubre de 2021, en las que no se logró acordar un nuevo gobierno entre los partidos rivales.