El Líbano no elige por séptima vez a un nuevo presidente en medio de un punto muerto político.

Los legisladores libaneses fracasaron el jueves por séptima vez en la elección de un nuevo presidente, mientras el país se enfrenta a una crisis política y económica cada vez más profunda, informa la Agencia de Noticias Anadolu. A la sesión de votación asistieron 110 legisladores de los 128 miembros del Parlamento. Michel Moawad, candidato respaldado por el partido Fuerzas Libanesas, obtuvo 42 votos, muy por debajo de la cifra necesaria para ganar la primera ronda, mientras que 50 legisladores votaron en blanco. El Presidente, Nabih Berri, fijó la próxima votación para el 1 de diciembre. Un candidato necesita dos tercios de los votos (86 legisladores) en el Parlamento de 128 miembros para superar la primera fase, mientras que en las siguientes rondas se necesita la mayoría absoluta. El ex presidente, Michel Aoun, dejó el cargo el 31 de octubre tras completar un mandato de seis años, sin que los legisladores se pusieran de acuerdo sobre un sucesor. Desde 2019, Líbano se enfrenta a una agobiante crisis económica que, según el Banco Mundial, es una de las peores que ha visto el mundo en los tiempos modernos. El país lleva sin un gobierno plenamente operativo desde mayo, y el primer ministro, Najib Mikati, y su gabinete tienen poderes limitados en su actual estatus de interino.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.