El nuevo buque perforador de Turquía operará fuera de las aguas disputadas del Mediterráneo.

Turquía reanudó el martes sus operaciones de perforación de hidrocarburos en el Mediterráneo oriental tras una pausa de dos años, aunque el presidente Tayyip Erdogan dijo que su nuevo buque de perforación operaría fuera de las aguas que también reclama Chipre, informa Reuters.

El Abdulhamid Han, el cuarto buque de perforación de Turquía, operará a 55 kilómetros de la región de Gazipasa, en la provincia costera meridional de Antalya, dijo Erdogan.

"Los trabajos de prospección y perforación que estamos llevando a cabo en el Mediterráneo están dentro de nuestro territorio soberano. No necesitamos recibir el permiso o el consentimiento de nadie para ello", dijo en una ceremonia de botadura del buque en la provincia costera turca de Mersin.

La botadura se produce en un momento en el que las tensiones entre Turquía y Grecia, que vienen de lejos, han vuelto a aumentar, ya que Erdogan acusa a Atenas de armar las islas del mar Egeo que tienen un estatus desmilitarizado. Atenas lo rechaza.

Los descubrimientos de gas natural en el Mediterráneo oriental en la última década han convertido la región en una fuente de energía alternativa viable para Europa, pero también han puesto de manifiesto las disputas entre los países vecinos de la región por los derechos sobre los recursos.

Un portavoz del gobierno griego dijo el martes a los periodistas que Atenas está siguiendo la situación con atención.

"Tenemos que estar atentos... Siempre hemos hecho lo que tenemos que hacer para tener estabilidad en nuestra región y defender plenamente el derecho internacional y nuestros propios derechos soberanos", dijo el portavoz Giannis Oikonomou.

Ankara dijo que el Abdulhamid Han, de 238 metros de eslora, es el mayor y más avanzado tecnológicamente buque de perforación en aguas profundas de su flota de prospección y exploración. Puede perforar a más de 12.000 metros de profundidad.

Turquía no ha enviado ningún buque de perforación al Mediterráneo oriental desde la retirada del buque de perforación Yavuz de las aguas disputadas en septiembre de 2020.

Los buques de perforación Yavuz, Fatih y Kanuni han estado operando en el Mar Negro, donde Turquía descubrió una reserva de gas natural con un volumen de 540.000 millones de metros cúbicos.

Turquía depende casi por completo de las importaciones para satisfacer sus necesidades energéticas y el aumento de los precios mundiales de la energía ha desbaratado el plan del gobierno de convertir su déficit por cuenta corriente en un superávit.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.