Hay bebés entre los 6 refugiados sirios encontrados muertos en un barco frente a Italia.

Seis refugiados sirios, entre ellos dos bebés y un niño, han sido encontrados muertos en una embarcación de migrantes que llegó al puerto siciliano de Pozzallo, ha informado la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

"Murieron de sed, hambre y graves quemaduras. Esto es inaceptable", escribió en Twitter la representante de ACNUR en Italia, Chiara Cardoletti. "Reforzar el rescate en el mar es la única manera de evitar estas tragedias".

El ACNUR dijo en un comunicado que los muertos formaban parte de un grupo de 26 personas que llevaban días en el barco. Añadió que dos de los niños muertos tenían uno o dos años, mientras que el otro tenía 12.

También se recuperaron los cuerpos de una madre y una abuela.

Otra mujer y su hija fueron trasladadas por aire desde la embarcación a un hospital en la cercana isla de Malta el domingo, dijo el ACNUR.

La agencia de la ONU dijo que más de 1.200 personas han muerto o desaparecido este año al intentar cruzar el Mediterráneo y llegar a Europa.

Mientras tanto, se han recuperado otros seis cadáveres frente a la costa tunecina, según informó el lunes el Ministerio del Interior, lo que eleva a 12 el número de muertos tras el vuelco de una embarcación con migrantes la semana pasada.

Un total de 37 tunecinos habían subido a la embarcación desde las proximidades de la ciudad costera de Sfax en un intento clandestino de llegar a la costa italiana, según una fuente de seguridad.

La embarcación improvisada volcó el martes por la noche de la semana pasada frente a Mahdia, una ciudad costera del este de Túnez.

La última recuperación, el domingo, se produce después de que el jueves se recuperaran otros seis cadáveres, aunque las autoridades habían informado inicialmente de que eran ocho.

Catorce personas fueron rescatadas, por lo que 11 siguen desaparecidas.

Túnez es un punto de partida clave para los inmigrantes que intentan llegar a la isla italiana de Lampedusa, situada a sólo 130 km, a menudo en embarcaciones que apenas pueden navegar.

En los meses de verano suele aumentar el número de personas que realizan este tipo de viajes y, según las cifras oficiales, las autoridades tunecinas han interceptado a unas 500 personas en los últimos días.

Aunque muchos de los que intentan el viaje proceden de otras partes de África o de lugares más lejanos, una crisis económica agobiante ha empujado a un número creciente de tunecinos a intentar la travesía.

La agencia fronteriza Frontex de la Unión Europea afirma que más de 42.500 inmigrantes y refugiados utilizaron la ruta del Mediterráneo Central entre enero y julio, lo que supone un aumento del 44% en comparación con los primeros siete meses de 2021.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.