Hezbolá difunde un vídeo de barcazas israelíes en la zona marítima en disputa.

El Hezbolá libanés ha difundido un vídeo en el que se muestran los buques que participan en la industria israelí del petróleo y el gas en alta mar y ha advertido que no se debe “jugar con el tiempo”, subrayando su amenaza de escalada militar en medio de las conversaciones sobre la demarcación de la frontera marítima.

Las imágenes difundidas el domingo se produjeron en el momento en que el enviado de energía de Estados Unidos, Amos Hochstein, aterrizaba en Beirut para mediar en las conversaciones en curso entre Líbano e Israel sobre sus fronteras marítimas.

Líbano afirma que el yacimiento de gas de Karish es un territorio disputado en el marco de las negociaciones sobre las fronteras marítimas, mientras que Israel sostiene que se encuentra en sus aguas económicas reconocidas internacionalmente.

Funcionarios libaneses han manifestado su optimismo de que esta ronda de conversaciones pueda desembocar en un acuerdo tras años de negociaciones indirectas intermitentes.

El ministro de Asuntos Exteriores provisional, Abdallah Bou Habib, declaró el viernes que Hochstein informará a Líbano de la respuesta de Israel a la propuesta libanesa de junio, y añadió que era optimista respecto a la posibilidad de alcanzar pronto un acuerdo.

Mientras tanto, Hezbolá ha advertido que está dispuesta a impedir que Israel extraiga hidrocarburos en caso de que no se permita al Líbano hacerlo.

No hubo respuesta inmediata al vídeo por parte de Israel.

El ejército israelí derribó a principios de este mes tres drones desarmados de Hezbolá que sobrevolaban el yacimiento de gas de Karish, en el mar Mediterráneo.

El primer ministro provisional libanés, Najib Mikati, criticó a Hezbolá, diciendo que la medida podría suponer riesgos para el país.

En una entrevista concedida la semana pasada, el líder de Hezbolá, Hassan Nasrallah, afirmó que el grupo armado puede localizar y atacar Karish y cualquier otro campo de gas israelí.

Israel y Hezbolá libraron una guerra de un mes de duración en 2006 y han intercambiado disparos en varias ocasiones desde entonces, pero han evitado un enfrentamiento a gran escala.

El vídeo del domingo, que también contiene una rara visión del armamento de Hezbolá, fue emitido por el canal de televisión Al-Manar del grupo. Fue emitido por el Departamento de Medios de Guerra de Hezbolá, que el grupo utiliza para difundir imágenes de operaciones militares y batallas, y contiene imágenes de barcos dedicados a la perforación y extracción de hidrocarburos, junto con lo que parecen ser sus coordenadas.

El vídeo comienza con las palabras de Nasrallah durante un reciente discurso en el que advirtió que “jugar con el tiempo no es útil” en la cuestión marítima.

Un comunicado del Departamento de Estado de EE.UU. dijo el sábado que la visita de Hochstein a Beirut tendría como objetivo facilitar las conversaciones sobre la frontera marítima.

“Llegar a una resolución es necesario y posible, pero sólo puede hacerse a través de las negociaciones y la diplomacia”, dijo.

Un alto funcionario israelí, que habló con la agencia de noticias Reuters bajo condición de anonimato, dijo que Hochstein representaría una nueva propuesta israelí que “incluye una solución que permitiría a los libaneses desarrollar las reservas de gas en la zona en disputa, preservando al mismo tiempo los derechos comerciales de Israel”.

Si esto llega a un acuerdo, implicaría “algunas perforaciones allí” por parte de los libaneses, dijo el funcionario israelí sin dar más detalles.

“La oferta que se ha transmitido es una propuesta seria que puede transformar al Líbano de un país de ruina económica y crisis energética a un país productor de gas natural, al permitirle cultivar este recurso”, dijo el funcionario.