Irán cambia su moneda: Teherán aprueba quitar 4 ceros de sus billetes, eliminando así el rial

Prefiere escuchar?

Los medios oficiales iraníes informaron, el lunes 4 de mayo de 2020, que el parlamento iraní aprobó un proyecto de ley que permite al gobierno eliminar cuatro ceros de la moneda nacional, el rial, ante la fuerte devaluación de la moneda debido a las sanciones de Estados Unidos.

La Iranian Students News Agency (ISNA) dijo que “los legisladores aprobaron una ley para eliminar cuatro ceros de la moneda nacional”. El proyecto de ley necesita la aprobación del Consejo de Guardianes que examina las leyes antes de que entren en vigencia.

Según el proyecto, la moneda nacional de Irán cambiará de un rial a un tomán, lo que equivale a 10.000 riales.

Pero este cambio no tendrá lugar de inmediato, ya que la televisión oficial informó que el Banco Central de Irán tardará dos años en “allanar el camino para cambiar la moneda al tomán”.

Cabe destacar que la idea de eliminar cuatro ceros ha estado circulando desde 2008, pero se hizo más urgente después de 2018, cuando el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, se retiró del acuerdo nuclear de 2015 y volvió a imponer sanciones. Así el rial perdió más del 60% de su valor.

Según los sitios de cambio de divisas, la moneda iraní registró alrededor de 156.000 riales por dólar en el mercado informal de hoy.

No hay duda de que la pandemia que afectó al mundo ha causado un gran daño a muchos países, en términos económicos, incluidas las grandes potencias. En consecuencia, el daño infligido a los países de la región, incluido Irán, fue el doble.

Irán es el país más afectado en el Medio Oriente por el coronavirus, que ha infectado a más de 1,4 millones de personas en todo el mundo y se ha cobrado 82.000 vidas.

Es de destacar que el Banco Central de Irán había solicitado, en marzo pasado, un préstamo de 5 mil millones de dólares de la Iniciativa de Financiamiento Rápido del Fondo Monetario Internacional, un programa para ayudar a los países a enfrentar desastres y crisis repentinas.

Sin embargo, Estados Unidos, el mayor accionista del Fondo Monetario Internacional, impidió la aprobación del préstamo y, por lo tanto, la solicitud iraní fue rechazada.

La crisis del coronavirus ha puesto al gobierno iraní en el dilema de elegir entre mantener la salud de los ciudadanos o salvar la economía.

Pero al continuar la pandemia durante varios meses, el gobierno se vio obligado a recurrir a la segunda opción, anunciando la reanudación gradual de las actividades económicas, en un gran riesgo que podría aumentar la propagación del coronavirus en el país, según los expertos en salud.

Al mismo tiempo, el gobierno parece incapaz de enfrentar los requisitos económicos para imponer un cierre completo al país, debido a su incapacidad para soportar las repercusiones económicas de coronavirus y para asegurar las necesidades de 83 millones de personas a la luz de la crisis económica que sufre el país como resultado de las sanciones de los Estados Unidos. Se informa que la moneda débil y la alta inflación han alimentado protestas intermitentes desde finales de 2017.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.