Israel asigna 941 millones de dólares del presupuesto estatal para expandir los asentamientos ilegales de lujo.

El Knesset israelí aprobó ayer el nuevo presupuesto estatal para los próximos dos años, que incluye una inversión de 3.500 millones de shekels (941 millones de dólares) para expandir los asentamientos israelíes en Cisjordania ocupada.


Según el Times of Israel, la mayoría de los fondos se destinarán a la construcción de nuevas carreteras y mejora de las existentes, incluyendo autopistas que evitan las zonas palestinas y profundizan la segregación entre los colonos israelíes y los palestinos.


Además, cientos de millones de shekels se han asignado para aprobar asentamientos ilegales que nunca han recibido autorización gubernamental.


El total de los fondos del presupuesto asignado para mejorar y pavimentar nuevas carreteras en Cisjordania ocupada ha sido acordado entre el Ministro de Finanzas israelí, Bezalel Smotrich, y la Ministra de Transporte, Miri Regev.


Han decidido asignar una suma de 134 millones de dólares para expandir una carretera entre el asentamiento de Ariel y la intersección de Tapuach en el norte de Cisjordania; 98 millones de dólares para mejorar el acceso a la zona del Consejo Regional de Beit El.


También acordaron destinar 81 millones de dólares del presupuesto para financiar una nueva carretera entre el asentamiento ilegal de Migron y Qalandia, al norte de Jerusalén, que evitará el campamento de refugiados de Qalandia y confiscará miles de acres de tierras palestinas. Además, se asignaron cientos de millones más para carreteras en y alrededor de Jerusalén Este.


La inversión representa el 25% del presupuesto del Ministerio de Transporte para infraestructura vial en todo el país, según informó el Times of Israel, a pesar de que la población en los asentamientos ilegales representa solo el 5% de los casi diez millones de ciudadanos de Israel.


Smotrich celebró el presupuesto aprobado por el Knesset israelí como "excelente".


Mientras tanto, Yoni Mizrachi, investigador de Paz Ahora, dijo: "Todos los gobiernos israelíes priorizan los asentamientos de Cisjordania en el presupuesto, pero este gobierno ha ido aún más lejos y ha tomado dinero de los fondos principales y se lo ha dado a un pequeño grupo que vive en Cisjordania, que en un acuerdo político con los palestinos Israel abandonará".


"Estamos viendo aquí un esfuerzo por profundizar la presencia de Israel en Cisjordania", agregó.


El 30 de marzo, el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas discutió un informe sobre los asentamientos y sus repercusiones en los derechos del pueblo palestino, presentado por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Volker Turk.


En su informe, Turk enfatizó que "el número de colonos israelíes en Cisjordania, incluida Jerusalén, ha aumentado de 520,000 a más de 700,000 en la última década".


El informe documentó la existencia de una relación entre la expansión de los asentamientos israelíes y los ataques de colonos contra los palestinos en la última década, y señaló que las Naciones Unidas han verificado 3,372 incidentes de violencia por parte de colonos, que resultaron en la lesión de 1,222 palestinos.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.