Israel confisca tierras palestinas y arranca olivos en Hebrón.

Las autoridades de ocupación israelíes iniciaron hoy el proceso de confiscación de tierras y olivos pertenecientes a palestinos en el sur de la Cisjordania ocupada, informó la agencia de noticias Wafa.

Suleiman Jaafreh, residente de la ciudad de Tarqumiyah, situada al noroeste de Hebrón, dijo a Wafa que las excavadoras del ejército israelí arrasaron 12 dunams (3 acres) de tierra propiedad de Mohammad Jaafreh y arrancaron docenas de olivos plantados hace más de cinco años.

Los olivos son un símbolo del apego de los palestinos a su tierra. Resistentes a la sequía, que crecen en suelos pobres y que viven y dan fruto desde hace miles de años, los árboles representan la resistencia y la capacidad de recuperación de los palestinos frente a la ocupación israelí.

Mientras tanto, el jefe de la Comisión para la Resistencia al Muro y los Asentamientos, Hasan Breijieh, dijo que las autoridades israelíes habían emitido órdenes de demolición a los residentes de la cercana aldea de Sair, con el fin de ampliar una carretera utilizada por los colonos ilegales.

Los palestinos de la Ciudad Vieja de Hebrón son acosados a diario por colonos ilegales y soldados de ocupación que pretenden obligarlos a abandonar sus hogares para establecer en la zona asentamientos ilegales sólo para judíos.

El movimiento israelí de derechos humanos "Paz Ahora" calcula que unos 666.000 colonos viven en 145 grandes asentamientos y 140 puestos de avanzada en la Cisjordania ocupada, incluido Jerusalén Este.

El derecho internacional considera Cisjordania y Jerusalén "territorios ocupados", y todas las actividades de asentamiento en ellos son ilegales. Sin embargo, Israel distingue entre los puestos de avanzada y los asentamientos, reivindicando estos últimos como formas legales de colonización.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.