Israel: los extremistas dicen a Estados Unidos que no interfiera en la formación del gobierno.


Los extremistas de derecha de Israel han pedido a Washington que no interfiera en las negociaciones para la formación de un nuevo gobierno de coalición en el Estado de ocupación. El partido Sionista Religioso dio este paso tras las informaciones de que EE.UU. está presionando al primer ministro designado, Benjamin Netanyahu, en un esfuerzo por asegurarse de que el ultraderechista Bezalel Smotrich no sea nombrado ministro de Defensa.

"El partido tiene mucho respeto y aprecio por nuestro aliado estadounidense, pero la administración de Biden también debería respetar la democracia israelí y no interferir en el establecimiento de un gobierno elegido", tuiteó el partido de extrema derecha. "Una nación soberana no puede aceptar dictados extranjeros que pongan en peligro la seguridad de Israel y perjudiquen los asentamientos judíos en Judea y Samaria".

Según el Canal 12 de Israel, el embajador de EE.UU. en Israel, Tom Nides, dijo a Netanyahu durante su reunión del martes que el nombramiento del ministro de Defensa debe ser considerado cuidadosamente de una manera que tenga en cuenta las excelentes relaciones entre Israel y EE.UU. Al parecer, Nides no mencionó por su nombre al líder del partido religioso sionista Smotrich.

La oficina de Netanyahu confirmó que se había reunido con Nides, pero negó que eso fuera lo que le dijo el embajador. "No discutimos el contenido de las conversaciones diplomáticas a puerta cerrada", añadió la embajada estadounidense en Israel.

El líder del partido Likud tiene 28 días para formar gobierno, que el presidente israelí Isaac Herzog puede prorrogar otros 14 días. Si Netanyahu no consigue formar una coalición, Herzog nombrará a otro candidato.

Además de los 32 escaños del Likud en el Parlamento, el bando de Netanyahu incluye la coalición del Partido Sionista Religioso (14 escaños), que también incluye al partido Otzma Yehudit, dirigido por el extremista Itamar Ben-Gvir, y otros dos partidos religiosos, Shas (11) y Judaísmo Unido de la Torá (7). Netanyahu controlará, por tanto, 64 escaños si forma una coalición, lo que le daría una mayoría en la Knesset.

Antes de las elecciones generales, Ben-Gvir dijo que había pedido a Netanyahu que le diera la cartera de seguridad interior si se formaba un gobierno de derechas. Si es nombrado, tiene la intención de cambiar las normas de combate del ejército de ocupación israelí en lo que respecta a los disparos contra los palestinos.

En ocasiones anteriores, ha pedido el desplazamiento de los palestinos de su tierra y ha provocado una escalada de la tensa situación en el Jerusalén Este ocupado al abrir una oficina parlamentaria en el barrio de Sheikh Jarrah. También ha dirigido a los colonos judíos en numerosas incursiones armadas en la mezquita de Al-Aqsa.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.