La OPEP+ reduce la producción de petróleo en 2 millones de barriles diarios a pesar de la presión de Estados Unidos.


La OPEP+ ha acordado su mayor recorte de la producción de petróleo desde la pandemia de coronavirus, frenando la oferta en un mercado ya de por sí tenso, a pesar de las presiones de Estados Unidos y otros países para bombear más.

En una declaración tras una reunión en Viena el miércoles, el cártel mundial de países productores de petróleo anunció que produciría 2 millones de barriles menos al día.

La medida podría estimular la recuperación de los precios del petróleo, que han caído a unos 90 dólares desde los 120 de hace tres meses por el temor a una recesión económica mundial, la subida de los tipos de interés en Estados Unidos y el fortalecimiento del dólar.

Dominic Kane, de Al Jazeera, informó desde Berlín, dijo que se espera que el efecto de la decisión tarde tres semanas en reflejarse en los precios al consumidor.

También dijo que "algunos analistas sugieren que EE.UU. podría tratar de liberar algunas de las reservas de petróleo que tiene para tratar de contrarrestar lo que la OPEP+ está tratando de hacer".

Estados Unidos había presionado a la OPEP para que no llevara a cabo los recortes, argumentando que los fundamentos no los respaldan, dijo una fuente familiarizada con el asunto a la agencia de noticias Reuters.

Las fuentes dijeron que no estaba claro si los recortes podrían incluir reducciones voluntarias adicionales por parte de miembros como Arabia Saudí, o si podrían incluir la subproducción existente del grupo.

Poco después del anuncio de la OPEP, el Secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, dijo que el gobierno de su país estaba trabajando "para asegurar que la energía esté en el mercado y los precios se mantengan bajos".

Preguntado en una conferencia de prensa en Chile si estaba decepcionado con el aliado de EEUU, Arabia Saudí, por haber aceptado los recortes, Blinken dijo que Washington tiene una "multiplicidad de intereses con respecto a Arabia Saudí".

La OPEP+ se quedó en agosto a unos 3,6 millones de barriles diarios de su objetivo de producción.

"El aumento de los precios del petróleo, si es impulsado por considerables recortes de la producción, probablemente irritaría a la Administración de Biden antes de las elecciones de mitad de período en EE.UU.", dijeron los analistas de Citi, el principal banco mundial, en una nota.

"Podría haber más reacciones políticas por parte de EE.UU., incluyendo liberaciones adicionales de reservas estratégicas, junto con algunos comodines, incluyendo el fomento de un proyecto de ley de la NOPEC", dijo Citi, en referencia a un proyecto de ley antimonopolio de EE.UU. contra la OPEP.

El banco de inversión JPMorgan también dijo que esperaba que Washington pusiera en marcha contramedidas liberando más reservas de petróleo.

Arabia Saudí y otros miembros de la OPEP+, que agrupa a la Organización de Países Exportadores de Petróleo y a otros productores, entre ellos Rusia, han dicho que buscan prevenir la volatilidad en lugar de apuntar a un precio concreto del petróleo.

El crudo Brent de referencia subió hacia los 93 dólares por barril el miércoles, después de haber subido el martes.

Occidente ha acusado a Rusia de militarizar la energía, creando una crisis en Europa que podría desencadenar un racionamiento de gas y electricidad este invierno.

Moscú acusa a Occidente de militarizar el dólar y los sistemas financieros, como el SWIFT, en represalia por el envío de tropas rusas a Ucrania en febrero.

Occidente acusa a Moscú de invadir Ucrania, mientras que Rusia califica sus acciones de operación militar especial.

Parte de la razón por la que Washington quiere que bajen los precios del petróleo es para privar a Moscú de sus ingresos petroleros, mientras que Arabia Saudí no ha condenado las acciones de Moscú.

Las relaciones han sido tensas entre el reino y la administración de Biden, que viajó a Riad este año pero no consiguió ningún compromiso firme de cooperación en materia de energía.

"La decisión es técnica, no política", dijo el ministro de Energía de los Emiratos Árabes Unidos, Suhail al-Mazroui, a los periodistas antes de la reunión.

"No la utilizaremos como una organización política", dijo, añadiendo que la preocupación por la recesión mundial sería uno de los temas clave.

El viceprimer ministro ruso, Alexander Novak, que fue incluido la semana pasada en la lista de ciudadanos especialmente designados por Estados Unidos, también viajó a Viena para participar en las reuniones. Novak no está sometido a sanciones de la UE.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.