La RD del Congo expulsa al portavoz de la misión de paz de la ONU tras las protestas.

La decisión se anunció en un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores fechado el 28 de julio y visto por la agencia de noticias Reuters el miércoles.

Treinta y seis personas, entre ellas cuatro miembros de las fuerzas de paz de la ONU, murieron la semana pasada cuando cientos de manifestantes destrozaron e incendiaron los edificios de la misión en varias ciudades del este del país.

Los civiles acusan a la misión, que lleva más de 10 años en activo, de no protegerlos de la violencia de las bandas armadas que desde hace tiempo asola la región.

El gobierno dijo que el portavoz, Mathias Gillmann, había hecho declaraciones "poco delicadas e inapropiadas" que contribuyeron a las tensiones entre la población y la MONUSCO.

"El gobierno congoleño considera que la presencia de este funcionario en el territorio nacional no es susceptible de promover un clima de confianza mutua y de calma entre las instituciones congoleñas y la MONUSCO", decía el comunicado.

Gillmann y el portavoz adjunto de la MONUSCO no respondieron inmediatamente a las solicitudes de comentarios.

El gobierno congoleño también dijo esta semana que reevaluaría el plan de retirada de la misión a la luz de las protestas, una decisión que la MONUSCO dijo apoyar.

La misión debe retirarse en 2024 según un plan elaborado el año pasado, pero el gobierno pretende acelerar su salida, dijo el ministro de Asuntos Exteriores, Christophe Lutundula.