La UE sugiere un proyecto de texto para reactivar el acuerdo nuclear con Irán.


El jefe de la política exterior de la Unión Europea dijo ayer que ha propuesto un nuevo proyecto de texto para revivir el acuerdo nuclear con Irán de 2015, afirmando que no queda espacio para más compromisos importantes, informó Reuters.

"He puesto sobre la mesa un texto que aborda, con detalle preciso, el levantamiento de las sanciones, así como las medidas nucleares necesarias para restablecer el JCPOA", escribió Josep Borrell, de la Unión Europea, en un artículo publicado en el Financial Times. Se refería al acuerdo de 2015 denominado Plan de Acción Integral Conjunto.

"Después de 15 meses de intensas y constructivas negociaciones en Viena y de innumerables interacciones con los participantes en el JCPOA y con Estados Unidos, he llegado a la conclusión de que se ha agotado el espacio para alcanzar compromisos adicionales significativos", añadió.

Ali Bagheri Kani, principal negociador nuclear de Irán, confirmó que Borrell había presentado una nueva propuesta, y añadió en Twitter: "Nosotros también tenemos nuestras propias ideas, tanto en el fondo como en la forma, para concluir las negociaciones, que serían compartidas"

El portavoz del Departamento de Estado de EE.UU., Ned Price, dijo a los periodistas que Washington estaba revisando el "proyecto de entendimiento" que Borrell compartió con Irán y otras partes del acuerdo de 2015 y que respondería directamente a la UE.

Borrell no dio detalles sobre su propuesta, pero sugirió, como muchos funcionarios occidentales lo han hecho antes, que el tiempo se estaba agotando para restaurar el acuerdo bajo el cual Irán limitó su programa nuclear a cambio de un alivio de las sanciones económicas.

"Ahora es el momento de tomar decisiones políticas rápidas para concluir las negociaciones de Viena sobre la base de mi propuesta de texto y volver inmediatamente a un JCPOA plenamente implementado", escribió. "Si se rechaza el acuerdo, nos arriesgamos a una peligrosa crisis nuclear, con la perspectiva de un mayor aislamiento para Irán y su pueblo"

Bajo el pacto nuclear, Teherán limitó su programa de enriquecimiento de uranio, una vía potencial para las armas nucleares, aunque Irán dice que sólo busca la energía atómica civil, a cambio de un alivio de las sanciones económicas.

En 2018, el entonces presidente de Estados Unidos, Donald Trump, abandonó el acuerdo, calificándolo de demasiado blando para Irán, y volvió a imponer duras sanciones estadounidenses, lo que impulsó a Teherán a empezar a incumplir los límites nucleares del pacto aproximadamente un año después.