Lapid rechaza la petición del rey de Jordania de introducir el Corán en Al-Aqsa.

El primer ministro israelí, Yair Lapid, rechazó la petición del rey de Jordania, Abdullah II, de que las autoridades de ocupación israelíes permitan a Ammán introducir ejemplares del Corán en la mezquita de Al-Aqsa, en la Jerusalén oriental ocupada.

Según la cadena de televisión israelí (Kan 11), la petición se hizo durante la reunión que mantuvieron ayer los dos líderes en Ammán . Jordania ya había pedido al predecesor de Lapid, Naftali Bennett, que aprobara el traslado y éste también se negó.

Kan informó de que Jordania ha hecho la petición de introducir copias del Corán en la mezquita de Al-Aqsa durante cada reunión que los funcionarios han mantenido en Ammán con sus homólogos israelíes, incluso cuando el rey Abdullah II se reunió con el presidente israelí Isaac Herzog.

El entendimiento entre Israel y Jordania en el acuerdo de paz de Wadi Araba reconoce el estatus especial de Jordania como guardián de los lugares cristianos y musulmanes en el Jerusalén Este ocupado.

Según Kan 11, Bennett se había opuesto enérgicamente a la petición jordana, y Lapid informó al rey Abdullah II de que "no hay nada nuevo en este sentido", refiriéndose al continuo rechazo israelí a la medida que "el rey jordano se esfuerza por tomar"

El canal afirmó que los servicios de seguridad de la ocupación en Jerusalén, sin embargo, "apoyaron o al menos no se opusieron" a la propuesta jordana.

El canal oficial israelí señaló que la objeción de Lapid, se debe a su propia preferencia de no permitir tal movimiento durante el período electoral, por considerarlo un "mensaje diplomático y político" que puede afectar los resultados de las elecciones de noviembre en Israel.