MEMO: Las facciones palestinas rechazan la declaración sobre Jerusalén firmada por Estados Unidos e Israel.

Prefiere escuchar?

Las facciones palestinas han rechazado categóricamente la Declaración de Jerusalén, firmada por el presidente estadounidense Joe Biden y el primer ministro israelí Yair Lapid, afirmando que representa “una agresión” contra el pueblo palestino y sus derechos.

En su declaración después de que Biden y Lapid firmaran la declaración sobre la asociación estratégica entre ambas partes, Hamás explicó que el acuerdo viene a “consolidar aún más el enfoque de Washington de ponerse del lado y apoyar la agresión de la ocupación contra nuestro pueblo palestino y sus tierras y lugares sagrados islámicos y cristianos, y una continuación de los sospechosos intentos de EE.UU. de liquidar la causa palestina mediante la integración de esta entidad sionista en nuestra Ummah [nación] árabe e islámica”.

“Esta declaración expresa la flagrante e inaceptable parcialidad de la administración estadounidense hacia la entidad sionista y sus agendas de ocupación. Convierte a la administración estadounidense en socia de la agresión y el terrorismo de la ocupación israelí contra nuestra tierra, pueblo y santidades palestinas”, añadió.

A su vez, el Frente Popular para la Liberación de Palestina consideró que el acuerdo es una continuación de la agresión contra el pueblo palestino y sus derechos nacionales y dijo que da más libertad a Israel para ampliar y profundizar su proyecto colonial en Palestina y su expansión en el extranjero.

Llamó a “la escalada de todas las formas de resistencia” contra las “políticas coloniales y sionistas agresivas”.

Por su parte, el Frente Democrático para la Liberación de Palestina dijo que la Declaración de Jerusalén es una invitación abierta a encender las guerras regionales y a reforzar el papel agresivo de Israel a expensas de los intereses de los pueblos de la región con el pretexto del “derecho a defenderse” de Israel.

Advierte de las repercusiones de los planes de Estados Unidos e Israel para ahogar la región en “mares de sangre y muchos problemas como el empobrecimiento, el hambre, el despilfarro de riqueza y la destrucción masiva”.

La Declaración de Jerusalén, de cuatro páginas, incluye el compromiso estadounidense con la seguridad de Israel y su superioridad militar en la región.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.