MEMO: Marruecos: protesta contra la visita del jefe del ejército israelí.

Decenas de activistas de los derechos humanos se manifestaron el lunes frente al edificio del Parlamento marroquí en la capital, Rabat, en protesta por la visita del jefe del Estado Mayor del ejército de ocupación israelí, Aviv Kochavi. Se trata de la primera visita pública de este tipo y durará tres días.

La protesta fue convocada por el popular Grupo de Acción Nacional por Palestina, que se opone a la normalización entre Marruecos y el Estado de ocupación. Los manifestantes corearon consignas de condena a la visita y a la normalización.

Kochavi llegó a Marruecos en el marco del refuerzo de la cooperación militar y de seguridad entre Tel Aviv y Rabat, que comenzó a gestarse en abril de 2020. Está previsto que se reúna con altos cargos del estamento militar de Marruecos.

Según el jefe del Observatorio Marroquí contra la Normalización, Ahmed Wehman, la protesta representó “la condena de la visita del criminal de guerra”, que, como dijo, “derramó la sangre de miles de libaneses y palestinos árabes”.

Declaró a la agencia de noticias Anadolu: “Su lugar [el de Kochavi] es el tribunal para que la justicia se pronuncie sobre él y sea castigado por lo que ha cometido con sus manos, que están manchadas con la sangre de inocentes”.

Israel y Marruecos firmaron un memorando de entendimiento en materia de seguridad a finales de noviembre del año pasado, durante la visita del ministro de Defensa israelí, Benny Gantz, a Rabat. Las relaciones diplomáticas entre ambos países se reanudaron en diciembre de 2020 tras una pausa de veinte años. Marruecos congeló las relaciones tras el estallido de la segunda intifada palestina en 2000.

El gobierno de Marruecos es el cuarto régimen árabe que normaliza las relaciones con Israel desde 2020, después de los EAU, Bahréin y Sudán. Egipto y Jordania firmaron sendos tratados de paz con Israel en 1979 y 1994, respectivamente.