Mezquita de Al-Aqsa: Las instituciones islámicas advierten a Israel contra la ampliación de la Puerta de Magharbeh.


Las instituciones islámicas de Jerusalén advirtieron el domingo a Israel contra la ampliación de la puerta de Magharbeh en el recinto de la mezquita de Al-Aqsa. La propuesta de ampliación que está estudiando el gobierno israelí responde, al parecer, a los llamamientos de los extremistas de extrema derecha entre los colonos judíos ilegales.

La declaración que contiene la advertencia ha sido firmada por el Consejo de Dotaciones, Asuntos Islámicos y Santuarios Sagrados; el Consejo Islámico Supremo; el Darul Ifta palestino (órgano de gobierno islámico); el Tribunal del Presidente del Tribunal Supremo de Jerusalén; el Departamento de Dotaciones Islámicas; y el Departamento de Asuntos de la Mezquita de Al-Aqsa.

"Los continuos llamamientos provocadores de los llamados grupos del Monte del Templo para ampliar la Puerta de Magharbeh son peligrosos", insistieron las organizaciones. "La mezquita y su recinto (todo él) son el núcleo de las creencias islámicas de los musulmanes de todo el mundo"

Los grupos de colonos propusieron un plan para eliminar la colina de arena y el puente de madera que conecta la Puerta de Magharbeh con la plaza del Muro de Al-Buraq "occidental", y sustituirlos por un nuevo puente ornamentado con versos de la Torá. Han convocado incursiones masivas en la mezquita de Al-Aqsa el 9 de agosto para conmemorar la supuesta "destrucción del templo".

Las instituciones islámicas también advirtieron contra el aumento de los llamamientos, la incitación y las propuestas de judaización de la mezquita de Al-Aqsa, señalando que tales llamamientos y propuestas siempre van seguidos de incursiones masivas de colonos ilegales en el lugar sagrado islámico. Ninguna parte del Noble Santuario de Al-Aqsa está abierta a ninguna forma de división o asociación, añadieron, al tiempo que saludaban la tutela del Reino Hachemita de Jordania sobre los lugares sagrados de la ciudad ocupada de Jerusalén.