¿Por qué algunos de los fans de Irán protestan en la Copa del Mundo?

Después de más de 10 semanas, las protestas en Irán no muestran signos inminentes de amainar. La presencia de Irán en el Mundial de Fútbol de Qatar, y las expresiones de protesta que han venido con ella, han centrado más la atención en los disturbios dentro del país.

¿Qué ha estado pasando con los fans de Irán en la Copa del Mundo?

La participación de Irán en el Mundial ha causado controversia en algunos sectores, ya que Ucrania ha solicitado su descalificación por haber suministrado a Rusia drones blindados que se han utilizado en Ucrania. Los iraníes contrarios al gobierno han aprovechado la oportunidad de que Irán esté en el escenario internacional de la Copa del Mundo para manifestarse contra el gobierno y dar a conocer las protestas que se están produciendo en el país. Algunos han llevado camisetas con el nombre de una mujer que murió bajo la custodia de la policía de la moral iraní, mientras que otros han ondeado una bandera que se utilizaba en Irán antes de la Revolución Islámica de 1979. En el primer partido de Irán contra Inglaterra, el lunes, los jugadores iraníes no cantaron el himno nacional, en lo que se consideró una muestra de apoyo a las protestas. Sin embargo, en su segundo partido contra Gales, el viernes, sí cantaron, aunque de forma reservada. El seleccionador de Irán, Carlos Queiroz, se ha quejado de la atención que se está prestando a la selección iraní. En el partido contra Gales hubo tanto aficionados progubernamentales como antigubernamentales, y se registraron varios casos de gritos y grabaciones entre aficionados.

¿Cómo empezó todo?

Hace más de dos meses, Mahsa Amini, una mujer de 22 años de la ciudad de Saqqez, en el Kurdistán, se encontraba en Teherán con miembros de su familia cuando fue detenida por la policía de la moral del país por no respetar supuestamente el código de vestimenta de las mujeres de Irán. Los vídeos difundidos por la policía mostraban cómo se desmayaba en un centro de "reeducación", y murió en un hospital el 16 de septiembre tras permanecer tres días en coma. Su familia sospechaba que había sido golpeada. Una investigación estatal no informó de signos de paliza y atribuyó su muerte a condiciones preexistentes. Las protestas comenzaron al día siguiente en la ciudad natal de Amini y se extendieron rápidamente a otras ciudades del país. Desde entonces, las protestas han tenido altibajos en diferentes partes de Irán, pero en general han persistido en medio de las severas restricciones de Internet que se han impuesto desde los primeros días de disturbios. Se han publicado miles de vídeos e imágenes en la red, muchos de ellos mostrando a los iraníes coreando consignas contra el sistema, y a las mujeres quitándose o quemando el velo. Los vídeos también han documentado huelgas en numerosas ciudades.

¿Qué es lo último?

Durante la última semana, las protestas han sido más intensas en el noroeste de Irán, donde se encuentran las provincias de mayoría kurda. Han circulado ampliamente por Internet vídeos de varias ciudades, como Javanrud, en Kermanshah, y Mahabad, Bukan y Piranshahr, en Azerbaiyán Occidental, que muestran a las fuerzas iraníes desplegando vehículos fuertemente blindados y fuerzas especiales. En Teherán y otras ciudades, los vídeos mostraban protestas esporádicas tras el partido de Irán contra Inglaterra del lunes. Las conexiones a Internet se ralentizaron gravemente en los teléfonos móviles y fijos, según los medios de comunicación locales y el observatorio NetBlocks. Organizaciones de derechos humanos con sede en el extranjero han afirmado que las fuerzas de seguridad han matado a decenas de personas en las últimas dos semanas, y cifran el número total de muertos desde septiembre en más de 400, entre ellos unos 60 niños, al tiempo que afirman que miles han sido detenidos. La CNN publicó el martes un informe de investigación según el cual las fuerzas de seguridad iraníes han agredido sexualmente a manifestantes, algo que las autoridades iraníes aún no han abordado.

¿Qué dice el estado?

Altos cargos iraníes, entre ellos el líder supremo Ali Hosseini Jamenei, han culpado en repetidas ocasiones a Estados Unidos, Israel, Reino Unido, Francia, Alemania y Arabia Saudí de estar detrás de los disturbios del país, que a menudo han descrito como "revueltas". Las autoridades no han hecho público el recuento oficial sobre el número de muertos durante las protestas, pero hacen públicas regularmente las muertes entre las fuerzas de seguridad, que, según ellas, superan el medio centenar. Al menos seis manifestantes han recibido sentencias preliminares de ejecución, según el poder judicial, que dijo el martes que se han dictado al menos 2.400 sentencias preliminares de castigos no especificados en todo el país. El poder judicial también dijo que 40 ciudadanos extranjeros habían sido detenidos durante los "disturbios" desde septiembre. El Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica (CGRI) confirmó el domingo que estaba "reforzando" sus fuerzas en las regiones del noroeste del país, en lo que dijo es una respuesta a las actividades de "matones armados y terroristas separatistas". Desde septiembre, las fuerzas también han llevado a cabo varias rondas de ataques con artillería, misiles y drones contra posiciones en la región norteña del vecino Irak que, según dice, están en manos de grupos kurdos que Teherán considera organizaciones "terroristas". El último ataque se produjo el domingo.

¿Cuál es la reacción fuera de Irán?

Estados Unidos, la Unión Europea, el Reino Unido y Canadá han impuesto desde septiembre una serie de sanciones en materia de derechos humanos contra funcionarios y entidades iraníes, a las que Teherán ha respondido con sus propias sanciones. Tras una petición formal de Alemania e Islandia, el jueves se celebró una sesión especial del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas para debatir la situación en Irán a la luz de las protestas, en medio de las objeciones de Teherán. El Consejo votó a favor de establecer una misión de investigación de los posibles abusos cometidos durante la represión de las protestas. Un grupo de expertos de la ONU también ha pedido a Irán que deje de acusar a personas con cargos punibles con la muerte por participar en las protestas. Los iraníes fuera del país han celebrado grandes concentraciones en ciudades de todo el mundo.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.