¿Qué hace falta para que el gobierno de Irak funcione?


El martes 2 de agosto a las 19:30 GMT:En Irak podría producirse un nuevo estancamiento político después de que los partidarios del clérigo iraquí Muqtada al-Sadr volvieran a irrumpir en el Parlamento para impedir que los chiíes rivales formen el próximo gobierno del país.

Por segunda vez en una semana, los seguidores de al-Sadr irrumpieron el sábado en la zona verde de alta seguridad de Bagdad e iniciaron una sentada en el edificio del Parlamento y sus alrededores. Los manifestantes reclaman elecciones anticipadas, la modificación de la Constitución y la limitación de la influencia iraní en la política nacional. Las contraprotestas de los grupos apoyados por Irán también están aumentando el riesgo de violencia.

Los disturbios se producen en un momento en que Irak sufre un bloqueo político sin precedentes. Tras la celebración de elecciones parlamentarias en octubre del año pasado, el país lleva más de nueve meses sin un gobierno plenamente operativo.

Sin jefe de Estado ni gabinete, el gasto en reformas económicas y proyectos de infraestructura está paralizado. Y tras años de guerra y crisis de seguridad interna, muchos iraquíes siguen esperando que el gobierno mejore las malas condiciones de vida.