“Racismo”: Los qataríes denuncian la caricatura francesa de la selección nacional de fútbol.


Una caricatura de un periódico francés en la que se presenta a los futbolistas qataríes como terroristas ha provocado la indignación de los usuarios en las redes sociales, que han denunciado su "flagrante islamofobia" y "racismo".

La caricatura fue publicada por Le Canard enchainé en su número de octubre, que se centra en Qatar y su papel como anfitrión de la Copa Mundial de la FIFA 2022.

La imagen muestra a siete hombres con barba y con la palabra "Qatar" escrita en el pecho sobre grandes números. Parecen perseguir un balón de fútbol en la arena mientras portan machetes, pistolas y lanzacohetes. Uno lleva un cinturón cargado de explosivos. Cinco llevan túnicas azules y dos llevan camisas y pantalones negros con pasamontañas que les cubren la cara.

Cinco hombres con túnicas blancas se dibujan al margen, mirando.

"Le Canard Enchainé publicó una caricatura despreciable que muestra su flagrante racismo y odio al Islam", escribió un usuario en árabe en Twitter. "Describen a Qatar como un emirato autoritario y a su equipo nacional como terroristas".

"Un número especial de Le Canard enchainé sobre Qatar, no se puede imaginar el alcance del profundo odio, desprecio y humillación de los franceses hacia Qatar, su pueblo, su gobierno y sus símbolos. Me pregunto por qué el embajador qatarí sigue en París...", publicó otro usuario.

Hamad Al-Kawari, ministro de Estado y presidente de la Biblioteca Nacional de Qatar, pidió a Francia que mostrara un "poco de deportividad".

"¡¡¡Incluso la sátira cáustica es bienvenida!!!", tuiteó en francés. "Pero el Canard Enchainé decidió recurrir a la mentira, el odio y el rencor para atacar a Qatar y denigrarlo".

El mes pasado, el emir de Qatar, el jeque Tamim bin Hamad Al Thani, fustigó la "campaña sin precedentes" de críticas dirigidas al país en vísperas del Mundial.

"Nos quedó claro que la campaña continúa, se expande e incluye la fabricación y el doble rasero, hasta alcanzar un nivel de ferocidad que hizo que muchos se cuestionaran, por desgracia, las verdaderas razones y motivos que hay detrás de esta campaña", dijo, añadiendo que ningún otro país anfitrión se enfrentaba a ese nivel de críticas.

Varias ciudades de Francia, incluida la capital, París, no proyectarán los partidos de la Copa Mundial en las zonas de aficionados, alegando la preocupación por las violaciones de los derechos de los trabajadores inmigrantes y el impacto medioambiental del torneo.

El principal equipo de fútbol francés, el París Saint-Germain, es propiedad de Nasser Al-Khelaifi, presidente de Qatar Sports Investments y de beIN media gGroup.

"Tenemos unas relaciones muy constructivas con el club y su entorno, pero eso no nos impide decir cuando no estamos de acuerdo", declaró a los medios de comunicación franceses Pierre Rabadan, teniente de alcalde de París encargado de los deportes.

El trato de Qatar a los trabajadores inmigrantes y su historial de derechos humanos han estado en el punto de mira desde que se le concedió la organización de la Copa Mundial de la FIFA 2022.

A principios de este mes, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) afirmó que Qatar ha avanzado en sus reformas laborales, pero que siguen existiendo problemas en su aplicación. Afirmó que las reformas han mejorado las condiciones de trabajo y de vida de cientos de miles de trabajadores -que se calcula que constituyen el 85% de la población de Qatar-, aunque se necesitan esfuerzos adicionales para garantizar que todos los trabajadores puedan beneficiarse.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.