Se duplica el número de menores palestinos a los que Israel impide acceder a tratamiento fuera de Gaza.


Nuevos datos publicados por Médicos por los Derechos Humanos - Israel mostraron que se ha duplicado el número de menores palestinos a los que Israel se negó a permitir salir de la asediada Franja de Gaza para acceder a tratamiento.

Según los datos a los que accedió el grupo como resultado de una solicitud de libertad de información, en 2020, el 17% de las solicitudes de menores para salir de la Franja de Gaza con el fin de recibir atención médica no disponible en la Franja de Gaza fueron rechazadas o denegadas (347 de 2.070 solicitudes).

En 2021, esta cifra casi se duplicó hasta el 32%, lo que significa que las autoridades de ocupación israelíes rechazaron 812 de las 2.578 solicitudes presentadas en nombre de los menores ese año.

Physicians for Human Rights, que proporciona asistencia a los pacientes de la Franja de Gaza para obtener permisos de salida con el fin de recibir atención médica, atribuye las razones de la tasa más alta, al endurecimiento de las políticas israelíes relacionadas con la emisión de permisos de salida para los pacientes de Gaza a la pandemia mundial de coronavirus y a la agresión israelí a la Franja de Gaza en mayo de 2021.

Según la organización, el principal motivo de los elevados índices de rechazo es la negativa de Israel a permitir que los padres de los menores los acompañen mientras reciben atención médica y la afirmación de que hay problemas con los documentos médicos adjuntos a las solicitudes.

En estos casos, los menores enfermos a los que no se les permite salir de la Franja de Gaza para recibir atención sanitaria en el momento especificado por los hospitales deben sustituir a sus acompañantes, a menudo con personas que no son familiares, y volver a presentar su solicitud.

"La separación del cuidador principal durante la hospitalización impide a los padres proporcionar apoyo emocional en momentos tan difíciles, cuando es fundamental para la sensación de seguridad inherente al niño y su posterior maduración física, emocional, social y cognitiva", dijo el experto en psicología médica, Dr. Oren Lahak.

Por su parte, la directora del Departamento de Territorios Ocupados de Médicos por los Derechos Humanos, Ghada Majadleh, declaró: "Continúa el cierre impuesto a la Franja de Gaza, un cierre que ha asolado la vida de millones de personas, y ha costado vidas y cuerpos, durante 15 años"

Majadleh añadió que "Israel es partícipe de un delito grave y continuado y perjudica a los pacientes, especialmente a los menores, y ésta es sólo una de las peligrosísimas manifestaciones de este asedio."

"Israel debe permitir que todos los niños que son remitidos para recibir tratamiento médico fuera de la Franja de Gaza accedan al tratamiento a tiempo, y garantizar que al menos uno de los padres acompañe al menor", señaló.