Somalia nombra a un antiguo portavoz de Al Shabab como ministro de religión.

En declaraciones televisadas el martes, Barre dijo que Robow, que en su día tenía una recompensa de 5 millones de dólares de Estados Unidos por su cabeza antes de separarse de Al Shabab en 2013, sería el ministro encargado de la religión.

"Después de muchas deliberaciones con el presidente y el público, he nombrado a los ministros del gabinete que tienen educación y experiencia y que cumplirán sus funciones", dijo Barre antes de anunciar los nombramientos del gabinete. "Pido al parlamento que apruebe el gabinete"

Robow, que ha estado bajo arresto domiciliario durante los últimos tres años, también solía servir como líder adjunto de Al Shabab, el grupo armado vinculado a Al Qaeda.

En diciembre de 2018, estuvo en el estado suroccidental de Somalia mientras hacía campaña para la presidencia regional. Las protestas que siguieron fueron sofocadas con fuerza letal, y las fuerzas de seguridad dispararon al menos a 11 personas.

Algunos analistas han especulado con que Robow, que lleva mucho tiempo denunciando a Al Shabab, podría ayudar a reforzar las fuerzas gubernamentales en su región natal de Bakool, donde el grupo tiene una cantidad considerable de territorio.

El nuevo Presidente Hassan Sheikh Mohamud, elegido por los legisladores en mayo, ha prometido llevar la lucha a los grupos armados después de tres años en los que su predecesor, consumido por las luchas políticas internas, tomó pocas medidas contra al-Shabab.

El grupo ataca con frecuencia a civiles y a funcionarios e instalaciones del gobierno.

En febrero, atacó a los delegados electorales en la capital, Mogadiscio. Los delegados resultaron ilesos, pero seis transeúntes murieron.

Esto permitió al grupo acumular importantes reservas de efectivo y llevar a cabo ataques en una amplia franja del país.

Este nuevo gabinete, nombrado casi 40 días después de la toma de posesión del nuevo Primer Ministro Barre, necesitará la aprobación del parlamento somalí.