Sudáfrica recibe 497 millones de dólares del Banco Mundial para el suministro de energía limpia.

Sudáfrica, uno de los mayores emisores de gases de efecto invernadero del mundo, ha recibido una financiación de 497 millones de dólares para desmantelar una de sus mayores centrales eléctricas de carbón y convertirla en energía renovable, según informó el Banco Mundial.

En un comunicado emitido en la noche del jueves, el banco dijo que la central eléctrica de Komati, recientemente cerrada, a unos 170 kilómetros (105 millas) al noreste de Johannesburgo, se reconvertirá utilizando fuentes solares y eólicas, con el apoyo de baterías para su almacenamiento.

El proyecto pretende reducir las emisiones de carbono y crear oportunidades económicas en la zona, que ha albergado una de las mayores centrales de carbón de África durante más de 60 años.

"El cierre de la central de Komati esta semana es un buen primer paso hacia el desarrollo con bajas emisiones de carbono", dijo el Presidente del Grupo del Banco Mundial, David Malpass.

El año pasado, en las conversaciones de la ONU sobre el clima, Sudáfrica obtuvo 8.500 millones de dólares en préstamos y subvenciones de un grupo de países ricos para financiar su cambio a una energía más ecológica.

Pero sigue dependiendo en gran medida del carbón, que genera el 80% de su electricidad. El sector energético representa el 41% de las emisiones nacionales de CO2.

La economía más industrializada de África ha sufrido grandes cortes de electricidad causados por fallos en la infraestructura de la empresa energética estatal Eskom, que está envejecida y mal mantenida.

Los trabajadores despedidos por el cierre de la planta recibirán apoyo mediante un plan de transición, mientras que una parte de la financiación se destinará a crear oportunidades económicas en las comunidades locales.

La financiación comprende un préstamo de 439,5 millones de dólares del Banco Mundial, un préstamo en condiciones favorables de 47,5 millones de dólares del Fondo Canadiense para el Clima de los Bosques y la Energía Limpia y una subvención de 10 millones de dólares del Programa de Asistencia para la Gestión del Sector Energético (ESMAP), una iniciativa para ayudar a los países de ingresos bajos y medios.

A principios de esta semana, el Banco Mundial afirmó que Sudáfrica necesitaría al menos 500.000 millones de dólares para alcanzar la neutralidad en materia de emisiones de carbono en 2050.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.