Túnez: la oposición acusa a las autoridades de interrumpir la reunión.


El bloque más importante de la oposición en Túnez ha acusado a las autoridades de intentar interrumpir su reunión en la gobernación de Sidi Bouzid -la cuna de la revolución tunecina- el domingo, ha informado Al-Quds Al-Arabi.

El Frente de Salvación Nacional dijo en Facebook que la reunión pública en Regueb se llevó a cabo ya que busca movilizar el apoyo en las regiones contra el "golpe" del presidente Kais Saied y presionar por el retorno a la legitimidad constitucional y la democracia. "El gobernador de Sidi Bouzid se mostró reacio a aceptar la licencia para la reunión, tal y como exige la ley", explicó la organización. "Sin embargo, tras las discusiones, el representante del Frente en la gobernación consiguió presentar la licencia al distrito de Regueb, tal y como recomendaron los funcionarios de la gobernación".

El Frente también acusó a las autoridades de seguridad y locales de "ejercer presión" contra el propietario de la sala en la que debía celebrarse la reunión, para obligarle a cancelar el acuerdo de alquiler del edificio para la reunión. "También se repitieron las presiones de seguridad contra el propietario de una segunda sala, lo que le obligó a dar marcha atrás y devolver el alquiler, y la misma presión se repitió contra el propietario de un parque privado de la ciudad, que se vio en la necesidad de pedir disculpas por acoger la reunión".

Según el grupo opositor, es la "intransigencia" y el "ataque descarado" del régimen a la libertad de reunión y de expresión lo que ha empujado al Frente a reafirmar que defiende las conquistas de la revolución tunecina en materia de libertad de expresión, de reunión y de manifestación pacífica. "Celebraremos una reunión en una plaza pública de la ciudad de Regueb, cueste lo que cueste. Hacemos un llamamiento a todas las fuerzas nacionales para que se solidaricen con el Frente en defensa de la libertad, ya que las llamas de la tiranía se extenderán por todas partes si se encienden en cualquier parte del país".

El grupo dijo que "criminales" que decían estar afiliados al presidente Kais Saied habían amenazado con atacar a los dirigentes del Frente cuando sus vehículos entraron en Regueb. "Responsabilizamos al presidente Saied y al ministro del Interior, Taoufik Charfeddine, de todo lo que pueda ocurrir a partir de este atentado, como las consecuencias sobre la vida y los bienes de las personas. La misión de las Fuerzas de Seguridad Nacional es proteger el orden público y la protección de la vida, la propiedad y la libertad de los ciudadanos".

En varias ocasiones durante los últimos meses, el Frente de Salvación Nacional ha acusado a las autoridades tunecinas de impedirle celebrar reuniones públicas. También ha acusado a los partidarios de Saied de atacar a varias de sus figuras durante las protestas en la capital.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.