Túnez rechaza las críticas extranjeras y la injerencia en los asuntos internos.

El presidente tunecino, Kais Saied, anunció el viernes su rechazo a lo que considera una injerencia exterior en los asuntos de Túnez y una violación de su soberanía. Esto se debe a las declaraciones realizadas por sus socios en el extranjero tras el referéndum sobre una nueva Constitución.

En un comunicado de la presidencia, el presidente Saied expresó su: "Rechazo a cualquier forma de injerencia en los asuntos nacionales"

"Ninguna voz en nuestro país es más fuerte que la voz del pueblo. El Estado tunecino es igual de soberano que todos los demás países, como estipulan los principios del derecho internacional. La soberanía dentro del Estado pertenece al pueblo tunecino, que sacrificó a miles de mártires por la independencia y la dignidad nacional", expresó Saied.

El Departamento de Estado de EE.UU. emitió un comunicado el jueves en el que comunicaba su preocupación por el rumbo adoptado en la redacción de la nueva Constitución, que obtuvo la aprobación de más del 94% de los votantes tunecinos, con una tasa de participación del 30,5%. Estados Unidos también compartió su preocupación por el hecho de que la Constitución pudiera amenazar los derechos humanos y las libertades fundamentales.

El Departamento de Estado estadounidense pidió que se promulgara una ley electoral completa que permitiera una amplia participación en las elecciones parlamentarias previstas para diciembre.

Antes, la Unión Europea (UE) también exigió un diálogo inclusivo en Túnez y un consenso sobre una ley electoral antes de las elecciones.

En Túnez, las críticas contra la posición de Estados Unidos fueron emitidas por organizaciones y partidos, como la Orden de Abogados de Túnez, la Liga Tunecina de Derechos Humanos y organismos políticos que apoyan al presidente Saied.

"Túnez es un Estado libre, independiente y soberano, y nuestra soberanía e independencia están por encima de cualquier consideración. Entre los principios en los que se basa el derecho internacional está el del derecho de los pueblos a la autodeterminación y la no injerencia en los asuntos internos de los Estados", expresó el presidente Saied.

Los partidos de la oposición critican la política individual adoptada por el presidente Kais Saied para determinar el futuro del país. La mayoría de ellos boicotearon el referéndum sobre la Constitución. Los partidos afirman que Saied establece una autocracia autoritaria, algo que el presidente niega.