Turquía entrega aviones no tripulados a los Emiratos Árabes Unidos mientras los Estados del Golfo tratan de contrarrestar a Irán.


Turquía ha vendido y entregado aviones no tripulados a los Emiratos Árabes Unidos, ocho meses después de que Ankara y Abu Dhabi se reconciliaran y restablecieran sus relaciones, ha informado Reuters.

Fuentes turcas anónimas han confirmado que la empresa Baykar entregó veinte de sus vehículos aéreos no tripulados (UAV) a los EAU a principios de este mes. Existe la posibilidad de vender aún más.

Una fuente oficial de alto nivel ha declarado que Arabia Saudí también pretende comprar los UAV militares. El reino y los EAU están en negociaciones con Ankara para adquirir los drones Bayraktar TB2, y Riad quiere establecer una fábrica para fabricarlos.

Al parecer, Baykar está considerando la petición saudí de una planta de producción, pero ha aclarado que se trata de una decisión estratégica que debe tomar el presidente turco Recep Tayyip Erdogan. También hay una aparente reticencia a aprobarla, ya que las inversiones saudíes en Turquía aún no alcanzan el nivel requerido y "no se mueven tan rápido como es posible".

La única planta de producción de la compañía Baykar fuera de Turquía se está construyendo en Ucrania, como parte de los esfuerzos de Turquía para apoyar a Kiev en su actual guerra contra Rusia.

Los vehículos aéreos no tripulados de fabricación turca han ganado popularidad en todo el mundo tras su eficacia en combate en Siria, Libia y Nagorno-Karabaj en los últimos años. Varios países, además de Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos, han solicitado la compra de flotas de drones a Ankara, en un intento de aumentar sus capacidades de defensa a un coste menor que el de los UAV estadounidenses y europeos.

Tras haber firmado contratos de exportación del Bayraktar TB2 con 22 países hasta la fecha, el director general de la empresa, Haluk Bayraktar, ha declarado que la demanda de sus UAV supera con creces la oferta. Baykar produce veinte TB2 al mes, y el director general reveló el mes pasado que la cartera de pedidos de este y otros modelos está llena para los próximos tres años.

Según la alta fuente oficial turca citada por Reuters, "algunos países que los han comprado están haciendo pedidos adicionales. Están muy satisfechos con los resultados, pero técnicamente no es posible satisfacer toda la demanda".

Sin embargo, la razón principal de los esfuerzos de Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos para adquirir los drones turcos es, según se informa, contrarrestar los desafíos de seguridad de Irán y sus grupos proxy en la región. En particular, desean superar a los drones iraníes, que no son tan eficaces ni precisos como los modelos Baykar. "Los saudíes y los EAU quieren contrarrestar la eficacia de los drones iraníes", explicó una de las fuentes. "Si consiguen el TB2 podrán detener el flujo de drones iraníes".

Estos niveles de cooperación en materia de defensa entre Turquía y los dos Estados del Golfo se producen meses después de que Ankara se reconciliara con ellos y negociara numerosos acuerdos de inversión y reservas de divisas. Ese restablecimiento de relaciones se produjo tras años de rivalidad, cuando el gobierno turco se opuso a Arabia Saudí y a los EAU en conflictos regionales y en asuntos de política exterior.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.