Ucrania condena a Rusia como “Estado terrorista” en una reunión de la ONU.


Ucrania ha condenado a Rusia como "Estado terrorista" por lanzar ataques con misiles contra las principales ciudades, incluida la capital, Kiev, en una reunión de la Asamblea General de las Naciones Unidas convocada inicialmente para debatir la anexión por parte de Moscú de cuatro regiones parcialmente ocupadas de Ucrania.

"Rusia ha demostrado una vez más que se trata de un Estado terrorista al que hay que disuadir de la forma más enérgica posible", dijo Sergiy Kyslytsya, embajador de Ucrania ante la ONU, en su discurso de apertura, añadiendo que su propia familia inmediata había sufrido ataques.

"Desgraciadamente, no se puede pedir una paz estable y sana mientras exista una dictadura inestable y demente en las proximidades", añadió, y dijo a los Estados miembros que al menos 14 civiles habían muerto y 97 habían resultado heridos en los ataques, que comenzaron el lunes por la mañana.

En respuesta, el ruso Vassily Nebenzia no se refirió directamente a los ataques con misiles, pero defendió la anexión de las cuatro regiones ucranianas por parte de su país.

"Se nos acusa cuando intentamos proteger a nuestros hermanos y hermanas del este de Ucrania", dijo.

La asamblea tiene previsto votar a finales de esta semana un proyecto de resolución en el que se condena el "intento de anexión ilegal" por parte de Rusia de las regiones ucranianas de Donetsk, Luhansk, Zaporizhia y Kherson a raíz de los "supuestos referendos", subrayando que no tienen "ninguna validez en el marco del derecho internacional".

Pide a todos los Estados, organizaciones y organismos internacionales que no reconozcan las anexiones y exige la retirada inmediata de las tropas rusas de Ucrania.

La propuesta de Rusia de que el organismo de 193 miembros haga la votación secreta fue rechazada, ya que sólo 13 países apoyaron el llamamiento.

Rusia decidió anexionarse las cuatro regiones ucranianas el mes pasado tras organizar una serie de referendos que se celebraron con sólo unos días de antelación. Ucrania y sus aliados han condenado las votaciones como ilegales y coercitivas.

La ucraniana Kyslytsya pidió a los países que defendieran los principios de la Carta fundacional de la ONU.

"Un rastro de sangre queda detrás de la delegación rusa cuando entra en la Asamblea General y la sala se llena de olor a carne humana humeante. Eso es lo que hemos tolerado en Siria y esto es lo que está ocurriendo hoy en Ucrania", dijo a la Asamblea General.

Los ataques con misiles de crucero de Rusia contra ciudades ucranianas se produjeron tras una explosión en el puente de Kerch, de importancia estratégica, que une a Rusia con Crimea, el territorio ucraniano que se anexionó en 2014.

Moscú ha culpado a las fuerzas especiales ucranianas del ataque y el presidente Vladimir Putin ha prometido represalias aún más "severas".

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, se mostró "profundamente conmocionado" por las incursiones, según un portavoz.

"Esto constituye otra escalada inaceptable de la guerra y, como siempre, los civiles están pagando el precio más alto", dijo el portavoz de la ONU Stephane Dujarric en un comunicado.

Tanto Estados Unidos como la Unión Europea condenaron también los ataques, el bombardeo más intenso desde que Rusia invadió Ucrania el 24 de febrero.

La decisión de llevar las anexiones a la Asamblea General, donde ningún país tiene derecho a veto, se produjo tras el veto de Rusia a una resolución similar que se presentó al Consejo de Seguridad de 15 miembros el 30 de septiembre.

En esa votación, ningún otro país se puso del lado de Rusia, aunque cuatro delegaciones -China, India, Brasil y Gabón- se abstuvieron.

Casi tres cuartas partes de la Asamblea General reprendieron a Moscú y exigieron la retirada de sus tropas de Ucrania en una reunión celebrada poco después del inicio de la invasión.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.