Un ex diputado de Mubarak dona 6,2 millones de dólares al Partido Conservador británico.


Mohamed Mansour, ex parlamentario de la época de Mubarak, ha donado 5 millones de libras (6,2 millones de dólares) al Partido Conservador británico, la mayor donación única hecha al partido en más de 20 años.

En un artículo publicado en The Telegraph sobre su reciente donación, Mansour declaró: "Este país tiene un Primer Ministro muy capaz. Uno que entiende cómo se genera el crecimiento en la economía moderna", y añadió: "Mi confianza en el primer ministro es la razón por la que me sentí orgulloso de convertirme en tesorero principal del Partido Conservador el pasado diciembre".

"Quiero darle la mejor oportunidad de tener un mandato completo de cinco años y por eso he donado 5 millones de libras al fondo de lucha electoral del partido. Veo lo que ha conseguido en sus primeros meses en el cargo y pienso en lo que podría hacer en cinco años".

El Partido Conservador anunció que el ex ministro de Transportes sería su tesorero principal en diciembre de 2022, lo que suscitó dudas sobre el papel desempeñado por Mansour en abusos contra los derechos humanos en su país.

Uno de los mayores donantes de los conservadores es Unatrac Ltd, la constructora privada de Mansour, que ha donado más de 737.650 dólares.

El presidente egipcio Hosni Mubarak, a cuyo servicio estuvo Mansour, fue derrocado en la revolución de 2011 y condenado a cadena perpetua por no proteger a los manifestantes de la muerte.

Mubarak fue responsable de cientos de casos de tortura, detenciones arbitrarias y encarcelamientos.

Mansour fue ministro de Transporte de Egipto entre 2006 y 2009, periodo durante el cual murieron 1.000 personas tras el naufragio del transbordador Al-Salam Boccaccio en el Mar Rojo, que se conoció como uno de los peores desastres marítimos de la historia de Egipto.

Una investigación descubrió que las autoridades egipcias permitieron que el barco navegara entre Egipto y Arabia Saudí a pesar de que iba sobrecargado y no contaba con equipo de seguridad suficiente, y que hubo encubrimiento para ocultar pruebas clave.

Mansour dimitió en 2009 tras un accidente ferroviario en el sur de Egipto en el que murieron 18 personas y que puso de manifiesto la mala gestión del gobierno en materia de seguridad del transporte.

El ex ministro de Transporte ha dicho que el presidente Abdel Fattah Al-Sisi ha hecho de Egipto un país "mucho más estable".

Desde su llegada al poder en 2013 en un sangriento golpe militar, Al-Sisi ha supervisado un reino de terror sobre el pueblo egipcio, que incluye el encarcelamiento de más de 60.000 personas y su tortura sistemática.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.