Un oficial de inteligencia israelí negocia con Marruecos la posición sobre el Sáhara.


Fuentes fiables de los medios de comunicación marroquíes revelaron los esfuerzos realizados por Israel para elevar su representación en la capital marroquí, Rabat, al nivel de embajada. Señalaron que la condición de Rabat para ello es el reconocimiento oficial y abierto por parte de Israel de la reivindicación marroquí sobre el desierto del Sáhara.

El periódico marroquí Al-Ayyam 24 informó el viernes de que este expediente resurgió con la formación del nuevo gobierno de Netanyahu y el nombramiento de Ronen Levy, alto y antiguo funcionario secreto del Servicio de Seguridad General israelí Shin Bet y artífice de los Acuerdos de Abraham, para el cargo de director general del Ministerio de Asuntos Exteriores.

El periódico reveló: "La misión de Levy no se limita a elevar el nivel de cooperación diplomática con el Reino de Marruecos, sino también a negociar con la estricta condición marroquí que Rabat pone sobre la mesa de Netanyahu, que es el pleno reconocimiento de la soberanía de Marruecos sobre su desierto".

Según el periódico, Levy está considerado como uno de los más destacados funcionarios israelíes en los que Tel Aviv se apoya para aumentar la cooperación con Marruecos y varios países árabes. Ello se debe a sus sólidas relaciones con el ministro marroquí de Asuntos Exteriores, Nasser Bourita, y con el consejero principal del monarca marroquí, Fouad Ali El Himma.

La semana pasada, The Jerusalem Post reveló la identidad de Levy, que es uno de los funcionarios más poderosos del Shin Bet. Recientemente fue nombrado miembro del nuevo gobierno israelí debido a su gran papel en la vinculación de Israel con varios países, el más importante de los cuales es Marruecos, además de apoyarse en él para persuadir a Arabia Saudí de que estableciera relaciones con Tel Aviv.

La identidad de Levy permaneció en el misterio durante toda su carrera en el Shin Bet, en una época en la que utilizaba su seudónimo "Maoz" en sus desplazamientos por los países árabes, donde rápidamente estableció sólidas relaciones con numerosos funcionarios destacados.

Israel llegó a un acuerdo con Marruecos, Emiratos Árabes Unidos (EAU), Bahréin y Sudán en el marco de los Acuerdos de Abraham en 2020, que condujo al establecimiento de relaciones diplomáticas plenas.

Tel Aviv celebró la Cumbre del Néguev en marzo de 2022 en el Néguev, al sur de Israel, a la que asistieron los ministros de Asuntos Exteriores de Egipto, Marruecos, Bahréin, EAU y Estados Unidos. Los seis países acordaron celebrar la cumbre anualmente.

El ministro israelí de Asuntos Exteriores, Eli Cohen, anunció que Marruecos acogería la Segunda Cumbre del Néguev en marzo.

El 10 de diciembre de 2020, el expresidente estadounidense Donald Trump anunció el reconocimiento por parte de su país de la soberanía de Marruecos sobre el territorio del Sáhara y la apertura de un consulado estadounidense en la ciudad de Dajla, en el territorio en disputa entre Rabat y el Frente Polisario.

El Frente Polisario y Rabat se disputan la región del Sáhara. Este último insiste en su derecho sobre la zona y propone una autonomía ampliada bajo su soberanía, mientras que el Polisario reclama la organización de un referéndum de autodeterminación.

En 1975 se inició un conflicto entre Marruecos y el Frente Polisario por la región del Sáhara, después de que la ocupación española pusiera fin a su presencia en la zona, convirtiendo la disputa en un conflicto armado que duró hasta 1991 con la firma de un alto el fuego.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.